Mi debut como escritora

Para ser escritor solo hay que escribir. Así de fácil. Así de difícil.

Hace unos cuantos meses, en el mes de febrero para ser más exacta, quise comenzar una nueva temporada en mi vida, así que lo hice. Decidí que iba a tomar más en serio quien soy y a quitarle su rol prioritario a las circunstancias que no puedo controlar y a las expectativas del resto sobre mí.

Soy creativa. Soy introvertida. Soy idealista. Soy cristiana. Soy capaz.

No sabía de qué modo mi nueva consciencia ante la vida cambiaría las cosas. Para ser sincera, todavía no sé bien para donde voy. Pero lo que sí sé es que no me voy a rendir, y que los resultados visibles de este cambio me alegran y me han devuelto una parte de mí que había perdido. Había perdido la confianza en mí desde que todo el plan que tenía respecto a mi futuro se derrumbó. Parecía que todo me salía mal y que nunca iba a recuperarme. Es difícil lidiar con la decepción de uno mismo.

Uno de los sueños que desempolvé es el de ser escritora. A pesar de que llevo varios años escribiendo desde mi blog, y he hecho colaboraciones en algunas páginas, me ha costado mucho llamarme a mí misma escritora. Así que me puse un reto más grande dentro de una categoría que no había explotado antes: la narrativa. Mientras hacía una búsqueda en Internet, por el mes de mayo, encontré un concurso de Autores Indie (de Amazon), y me propuse entrar. Tener una fecha límite y el hecho de entrar en el concurso sirvieron de incentivo para que me apresure a cumplir la meta.

Y sí, ¡cumplí la meta! ¡LA CUMPLÍ! No sé si tengan idea de lo feliz que esto me hace. Más allá del hecho de que sea una obra maestra o no (porque sé que no lo es), estoy feliz porque pude cumplir lo que me propuse. A pesar de todas las crisis existenciales que tuve durante los 3 meses de escritura, pude terminar la obra.

Admito que tengo miedo de que lean lo que escribí, así de contradictoria soy. Tengo miedo de lo que piensen, del interés que muestren o de la falta de interés. Pero mis sueños deben crecer más grandes que mis miedos, así que no me voy a ir.

Ahora puedo decir que soy una escritora. No una buena. No una mala. Pero una que está buscando su camino y se va a quedar hasta encontrarlo.

Mi libro está publicado en Amazon, pueden comprarlo desde AQUÍ (Está a $3.37)

portada
La portada

Si lo compran me harían doblemente feliz.


My debut as a writer

To become a writer you just have to write. That easy. That hard.

Some months ago, in february to be exact, I wanted to start a new season in my life, so I did. I decided I was going to take who I am as a serious matter and I was going to stop taking as priorities some circumstances I can´t control and people’s expectations about me.

I’m creative. I’m an introvert. I’m idealist. I’m christian. I’m able.

I didn’t know how this new consciousness towards life would change things. To be honest, I still don’t know where I’m going. But what I know is that I won’t give up and that the visible results of this change make me happy and have given me back a part of me I had lost. I had lost self-confidence since the whole plan I had for my future completely collapsed. It seemed to me like if everything I did was wrong and that I’d never recover. It’s hard to deal with self-dissapointment.

One of the dreams I dusted off is to become a writer. Even though I’ve been writing in my blog for several years already and I’ve made collaborations to some web pages, it’s been hard for me to call myself a writer. So I set a bigger challenge for myself in a category I had not developed before: narrative. While I was searching something on the Internet, back in May, I found a writing contest for indie authors (in spanish) and I decided to enter. Having a deadline and knowing I was going to participate were good stimulus to accomplish my goal.

And yes, I accomplished my goal! I DID IT! I don’t know if you have an idea of how happy that makes me feel. Beyond the fact it could be a masterpiece or not (I know it’s not), I’m happy because I accomplished what I decided. Despite of all of my personal crisis I had during the last three months, I was able to finish my work.

I admit I’m afraid of people reading what I wrote, I’m a living contradiction. I’m afraid of what you may think, of the interest or lack of interest you may show. But my dreams need to grow bigger than my fears, so I’m staying here.

Now I can say I’m a writer. Not a good one. Not a bad one. But one who is looking for a path and is staying until she finds one.

My book is published in Amazon, and you can purchase it HERE. (It costs 3.37USD) If you do so (even if you don’t understand a word because it’s in spanish) that’d make me extremely happy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: