Mis 12 consejos para crear buen contenido online.

Una de las últimas publicaciones que puse en mi antiguo blog tenía este tema: “12 consejos para crear buen contenido online”, ya han pasado casi 2 años desde ese momento. Esos 12 puntos también los había escrito para mí, para que fueran mis lineamientos en este nuevo blog, en el que según yo, las cosas serían mucho mejores y profesionales; me dedicaría a 3 temas exclusivamente: Diseño, ilustración y teología. Vaya, ¡no fue fácil seguir el ritmo! y por eso dejé de escribir pronto, mi método requería más esfuerzo, y ¿saben qué? el impulso no me alcanzó para dar el salto completo de escritora espontanea a escritora comprometida.

Quise retomar esta publicación a manera de diálogo conmigo misma, para poner a prueba mis propios consejos, qué cosas funcionaron para mí y cuáles no.

El texto en cursivas corresponde a la publicación original, y el regular a mis comentarios de ahora.

Comenzamos…

Hay muchos aspectos que tomar en cuenta si quieres dedicarte en serio al blogging; pero sin duda, la base de todo es el contenido. Así que en esta publicación quiero enfocarme en el contenido escrito.

No soy experta, pero quiero regalarles mi granito de arena de lo que he aprendido durante algunos años siendo blogger.

1. Elige un tema que te apasione

Tu blog debe tratarse de algo. Si hablas de todo, no puedes hacer que los lectores se queden; solamente leerán una o, con suerte, dos publicaciones y se irán. 

El tema que elijas debe apasionarte, porque si no es así, pronto no tendrás nada que decir. Debe ser parte de tu vida, algo que siempre estés buscando e investigando al respecto.

De vez en cuando puedes publicar alguna cosa diferente, es bueno tener ese factor sorpresa. Pero si no mantienes una linea de contenido, no vas a llegar muy lejos. 

Más importante que tener un tema que te apasione, creo que es importante conocer bien tu identidad, cuál es tu esencia, qué cosas te gustan, en qué eres bueno, cuál es el mensaje que quieres transmitir, y mostrarlo al resto con entusiasmo, sinceridad y consistencia. El factor de autenticidad se hace muy evidente.

Si tus gustos son demasiado variados, y crees que tenerlos dentro del mismo lugar sería confuso, puedes abrir 2 blogs o incluso más, no hay problema, habrá gente que te siga solo en uno de ellos, y otros que te acompañen en ambos.

2. Evita el egocentrismo

Es una gran tentación hacer que tu blog se trate solamente de ti, que todo gire en torno a tus experiencias y conocimiento. Ponte en el lugar de tu lector, ¿visitarías con frecuencia la página de una persona que habla demasiado sobre sí misma? Yo no.

Claro que el contenido debe reflejar quién eres, pero debe haber balance. Por regla, el contenido y su utilidad deben ser mayores a las referencias personales. 

Crea una página “Sobre mi” que diga lo que quieres que los demás conozcan acerca de ti y deja que tus lectores sean quienes busquen o se contacten contigo cuando quieran saber más.

Tu blog se puede tratar solo sobre ti, pero hazlo de manera empática y positiva. Hay una linea sutil entre el egocentrismo y un mundo interno muy florecido, lo segundo es algo bueno, si eres uno de esos seres con un gran mundo interior, escribir no solo te ayudará a ordenarlo, sino que dará luz a quienes se topen con él mediante tus escritos.

3. Piensa en tu público

No es lo mismo hablar con tu mejor amigo que con la cajera de un banco. De igual manera, no es lo mismo escribirle a un público joven que a uno adulto o a uno especializado en un área.

Decide quien es tu lector ideal (esa persona que quisieras que te lea; qué edad tiene, qué cosas le interesan, dónde vive… todo lo que puedas saber sobre él); después, escribe como dirigiéndote a esta persona. 

Es importante que conozcas tu público y que no pretendas escribir para todos, si no nos recordamos a nosotros mismos que no a todos les va a gustar nuestro contenido o manera de comunicar, podríamos llegar a sentirnos mal, o comenzar a usar un tono que no es el nuestro. Uno atrae a gente como uno mismo, si uno finge para atraer a la gente, no será un encuentro sincero, mejor construye sobre una base más sólida.

4. Descubre tu voz

Hay gente a la que le va bien haciendo chistes y entreteniendo a otros. A otros, como yo, narrando o haciendo que la gente reflexione un poco más allá.

¿Cómo es tu tono de voz? Tendrás que descubrirlo. Tiene que ser natural, porque cuando alguien finge, se nota. El único modo de conocer tu voz escrita, es del mismo modo como conociste tu voz hablada: practicando hasta sentirte cómodo.

5. Sé real, pero no irreverente

En mis publicaciones me gusta que la gente sienta que está hablando conmigo; dar un toque de confianza y cercanía. Para eso utilizo expresiones naturales, no muy rebuscadas, como las que uno usa cuando habla con sus amigos.

Pero, debes tener cuidado con parecer irrespetuoso o irreverente; puedes transmitir algo que no querías, y a veces la gente lee con un tono de voz que no favorece nuestra buena intención.

Vaya, en estos días se ha hecho mucho más fácil ofender a la gente, y repito, por más buena intención que tengamos, es muy probable que alguien mal entienda el mensaje. Uno no solo debe tener un tono para escribir una publicación, sino también pensar en qué tono responder, sobre todo a la gente negativa o sensible. Muchas veces es mejor mantener la paz antes que ganar un argumento.

6. Escribe en párrafos cortos

La gente en Internet está apurada. Siempre. Aún cuando tengan tiempo libre, quieren saber de inmediato de qué se trata la publicación a la que llegaron o tu blog; así que van a dar una escaneada rápida (de segundos) y decidirán si leer lo que dices o si seguir buscando. (No lo nieguen, todos hacemos eso)

Aunque tu contenido sea bueno, si visualmente está muy cargado (sin espacios, sin títulos o destacados), la gente se irá. 

7. Practica mucho

Escribe siempre. No todo lo que escribas terminará publicado, pero todo te ayudará a mejorar tu estilo y fluidez de escritura.

Recomiendo llevar un diario, o bitácora, o como la quieras llamar. Un lugar donde puedas anotar lo que piensas, posibles temas para profundizar, cosas que observas que podrían usarse como ilustraciones o para crear historias. Así, tendrás una fuente de donde buscar cuando no tengas nada nuevo. No dejes que las ideas se escapen, algunas solo llegan una vez y si no se anotan, nunca más volverán.

8. Sé tu propio editor

Casi nunca lo primero que escribimos es lo mejor. Debes volver a leerte. No publiques inmediatamente. Puede que tu estado de ánimo, o el insomnio te traicione y termines publicando algo que no estaba listo o que nunca debió haber visto la luz. (Me he enamorado de cosas que he escrito y al día siguiente al leerlas otra vez las he odiado)

No publiques por publicar. Si te pusiste una frecuencia de publicación y no puedes cumplir con el día, es mejor dejar pasar la fecha que publicar algo de menor calidad. Con el tiempo, nadie recordará si el día X publicaste o no, pero es más probable que recuerden si escribiste algo mal redactado o de mal gusto.

9. Pon títulos que comuniquen

Lo que más me cuesta en una publicación es elegir el título. Aquí también aplica el punto de pensar en tu público. Piensa que eres tú quien está buscando la información que vas a publicar: ¿Cómo la buscarías en Google? Elige un título que sea fácil de encontrar. 

Si el título no es claro, puede que la gente no se de el tiempo de averiguar de qué se trata. Además los buscadores no te favorecerán. 

Usar títulos indirectos es algo que puedes hacer cuando ya te hayas hecho un nombre y tu público regrese por su propia cuenta.

10. Mantén una buena ortografía

Personalmente, si un sitio que visito tiene varios errores, ya no lo tomo en serio. Pienso que si no tuvieron tiempo de revisar la ortografía, tampoco deben haber revisado la veracidad de la información que dan.

Si la ortografía no es tu punto fuerte, pídele a alguien que dé una revisión final a tus escritos antes de publicarlos. 

11. Cita de donde obtuviste la información

Todo lo que utilices, que no sea tuyo, debe tener su referencia. Si publicaste algo en base a un libro, o a la publicación de alguien, debes decirlo. Si te gustó un tuit que leíste, cítalo y pon un link al usuario que lo dijo.

Sobre todo ahora, que piensas generar contenido, debes respetar a las demás personas que están haciendo lo mismo. Entre todos nos cuidamos las espaldas.

12. Dialoga con tus lectores

Si escribes para tus lectores, te interesa saber qué piensan y qué dicen. Si alguien comenta, respóndele. Así de simple.

Puedes valerte de las redes sociales para entablar conversaciones y recibir sugerencias. La idea es crear una comunidad, no solamente publicar por publicar. 

Recuerda que no debes verte a ti mismo como el dueño de la palabra final, si logras construir una comunidad en base a tu contenido, felicidades, tienen una gran oportunidad de nutrirte de los demás además de aportarles algo.


¿Qué consejos no he podido seguir yo misma? A veces lucho con el tema de la edición y me apuro a publicar, cuando escribo algo que me termina gustando mucho, es difícil esperar un día más para volver a leerlo con otros ojos más neutrales. Es algo en lo que aun debo mejorar, y aun así, ya he dado pasos significativos. Otro consejo que me cuesta seguir es elegir un buen título, porque me gusta dejar un poco de intriga y ser misteriosa. Y por último, en cuanto a mi voz, siento que la había perdido por un buen tiempo, quizás un par de años, y estoy en mi nuevo intento por recuperarla por completo y en una versión mejorada.

¿Darías otro consejo para crear buen contenido? ¡Cuéntame!

Desde acá, Anita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: