Destellos de cordura

(Publicado originalmente por mí el 07/Dic/2015 en mi antiguo blog)

Los rayos de sol se filtran entre las hojas de los árboles.
Miro hacia arriba y la vista me arde,
hace tiempo que el sol no llegaba hasta aquí.

Las nubes han cedido finalmente la guardia de mis pensamientos,
la luz tiene el paso abierto.
Soy libre, pero aún no sé cómo usar mi libertad.

De pronto hay más luz que sombras y mis ojos ya van acostumbrándose.
Recuerdo que no siempre viví en la oscuridad.
El dolor no importa ahora,
las lágrimas me ayudan a rehabilitar la esperanza oxidada.
Parpadeo rápido, mi mirada inquieta explora el entorno.

Vislumbro cordura,
las respuestas se hacen evidentes:
Es necesario reforzar estructuras de contención de problemas,
debo reparar averías que causan fugas de felicidad,
la pintura de la fachada ya se hizo gris,
debo recuperar mi voluntad.

Busco un lápiz para anotar las respuestas a detalle,
pero en un segundo, la niebla ha vuelto a cubrirlo todo.
Una a una las respuestas me son arrebatadas.
No puedo permitirlo.

Debo usar las pistas de los destellos de cordura,
debo recordar por dónde ir,
mientras aún tengo en mente un tramo del camino que alcancé a observar.
No debo dudar de lo que mis ojos vieron, aunque ya no puedan ver.
Esperaré ansiosa por nuevos destellos, hasta que pueda volver a ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: